Una Critica Constructiva hacia Platicas de Emprendimiento para los Jóvenes. 

¿Porque regañan a los chav@s? en el caso de platicas dirigidas a jóvenes que desean emprender.

Rafael Echeverría

--

Ayer asistí a un evento local, el cual objetivo era impulsar el emprendimiento en los jóvenes en general.

Les soy sincero no pude pararme ni siquiera 3 minutos y ya me había bajado mucho la moral y empece sentirme regañado, comencé a mirar a los jóvenes y estudie detalladamente sus reacciones y gestos tanto corporales como faciales, nada diferente a lo que yo sentía en ese momento.

El punto es de que “porque regañar al publico” cuando en realidad se esta invitando a hacer un cambio de vida y decidirse a emprender por medio del convencer y “vender el producto que en este caso es el emprendimiento e innovación” con hechos y no con regaños que pareciera mas que a todo lo que hacemos ahora, esta mal y deberíamos sentir vergüenza.

Se me antoja mas el por medio de hechos reales y casos de esfuerzo “hustling” mas que “casos de éxito” en lo cual no creo en el concepto y esta muy desviado ademas de ser tóxico ya que éxito depende del muchas cosas y el concepto no sirve de mucho.

Hechos reales me refiero al tipo de vida en balance el cual puedes llegar a lograr mentalmente y profesionalmente “eso si, por medio de mucho esfuerzo y dedicación” además de realmente invitarte a pensar que si eres apasionado por algo y en realidad quieres hacer un cambio y no digamos del mundo, si no personalmente, tienes un sin fin de opciones, si estas cansado de lo mismo, de no tener trabajo, de no tener tiempo de nada, de estar sin dinero etc. etc.

Incluso los mismos casos de proyectos que han encontrado el punto “sweet spot” y generan ingresos, es una tarea titánica mas no imposible, yo la verdad preferiría escuchar, “prefieres invertir 3 meses buscando trabajo o buscando lo que realmente te apasiona, probarlo y lanzarlo”.

Invitaría también a quienes tienen experiencias en platicas y las realizan, a que me contradigan y si es necesario una buena “pela” como solía decir mi abuelita refiriendo a la acción de regañar a alguien y obligarlo a emprender.

Gracias!

--

--